FASES DEL JUEGO DE AJUSTES:

***INCONSCIENCIA, IGNORANCIA E INERCIA.

Estas son las TRES FASES que hay que superar para lograr una Calidad de Vida Real y Sostenible:

-La Inconsciencia de ignorancia o Convencimiento

Creo que es evidente que el estado más habitual de las personas es el Estado de Convencimiento. En él, la persona está tan segura de lo que piensa y siente, que es incapaz de reconocer que su Baja Calidad de Vida puede deberse a que está funcionando de forma errónea. Cuando algo funciona mal es que tenemos algo que aprender y/o corregir; no le dé más vueltas y póngase a ello. Nuestros “problemas” son nuestro currículo; si no acepta esto caerá en una de nuestras trampas mentales más peligrosas: la Atribución Causal; un mecanismo que nos hace apuntar hacia las circunstancias como causa exclusiva de nuestra situación o estado. La persona que no reconoce el malestar o el conflicto como una zona de Ajuste o Aprendizaje  no hará otra cosa que crear problemas nuevos y complicar los que ya tiene.

Nos han enseñado que equivocarse es de ignorantes, así que hemos aprendido a aparentar que sabemos y a esconder la ignorancia para intentar mantener nuestra autoestima y el “respeto” de los demás. Craso error; si no tomamos Consciencia de que tenemos algo que aprender, mantendremos nuestra  torpeza y nuestros mediocres resultados. El caso es que solemos obtener el resultado contrario al que buscábamos: vamos perdiendo la autoestima y no nos respetamos ni nosotros mismos.

Veremos que si no controlamos esa “Sensación de Verdad” será ella la que controle nuestras vidas, impidiendo nuestro Aprendizaje Real y conduciéndonos a chocar con los otros “convencidos” que nos rodean; esos egocéntricos que no valoran la suerte que tienen de habernos conocido.

No somos conscientes de que la Vida es un mecanismo que funciona con unos Patrones que tenemos que aprender a manejar mejor para obtener mejores resultados; si se plantea otro enfoque estará usted “filosofando” y eso a la Vida no le vale. Por favor, hágase muy en serio estas preguntas  ¿Utilizamos nuestra Mente para  interpretarlo todo y, como consecuencia, para sentir, decidir y actuar como lo hacemos? ¿Sabemos cómo se las arregla para hacerlo? ¿Es posible que si conoce usted cómo funciona un “aparato” pueda mejorar sus resultados y evitar accidentes estúpidos?  No hacerse en serio estas preguntas es lo que nos ha situado en esta posición tan ineficaz, conflictiva y vulnerable con la que complicamos los problemas que se nos presentan y  nos creamos muchos problemas perfectamente evitables.

Nuestra Inconsciencia es tan grande que ni siquiera nos planteamos la necesidad de aprender algo al respecto de cómo funciona nuestra mente y los errores que cometemos al utilizarla; este es sin duda nuestro mayor descuido. Desconocemos demasiadas cosas sobre nosotros y sobre la vida en general; pero vivimos como si no tuviéramos nada que aprender, buscando la manera de no aburrirnos, caminando en círculos cada vez más estrechos y sin saber muy bien por qué. No somos conscientes de pertenecer a un sistema extremadamente inteligente, ordenado, creativo y potente. Por eso nuestro Método ha buscado una manera sencilla y eficaz de comprender y controlar nuestro funcionamiento mental y emocional.

-La Ignorancia o Torpeza

El ser humano pertenece a un Sistema Evolutivo Natural, esto implica un Aprendizaje sujeto a la dinámica ensayo-error (método experimental). El Resultado en cualquier Reto de Aprendizaje va a depender fundamentalmente de la utilización correcta de nuestra capacidad comprensiva; se trata de interpretar y manejar correctamente la Realidad que tenemos delante para conseguir los mejores resultados. Un mal resultado no es un problema, es una Zona de Ajuste o Aprendizaje. Es preciso que nos demos cuenta de que sólo tenemos dos alternativas: ocuparnos de corregir nuestros errores u ocuparnos de sus consecuencias. 

El problema es que la mayoría de las veces creemos que no podemos hacer nada por mejorar o que se puede mejorar sin hacer nada; si su mente le convence de alguna de estas 2 “ideas” le mantendrá de por vida en la zona de resignación e inercia. Otra trampa bastante común consiste en dar por buena nuestra manera mediocre de funcionar por el simple hecho de que nos hemos acostumbrado a ella y de que los demás parecen estar igual o peor que nosotros; mal de muchos…

Así que la ignorancia en sí misma no es un problema, lo es sólo cuando no se reconoce. Es fundamental que comprendamos que cuando las cosas nos salen mal es porque no hemos aprendido a hacerlas bien. Sólo si asimila esto podrá comenzar a realizar cambios positivos en su forma de funcionar.  Las bases de un Aprendizaje correcto son la Observación y la Pregunta. Las preguntas más importantes son las que nos hacemos a nosotros mismos; aquellas que nos permitan ver con claridad nuestras zonas de mejora. En los siguientes capítulos (Claves del Método/Juego de Ajustes) le indicaremos las que han demostrado ser más eficaces para lograr avances en la compresión de la Realidad que estamos manejando.

-La Inercia o Automatismo

Lo que nos mantiene en la inconsciencia y en la  ignorancia es un mecanismo al que hemos llamado SENSACIÓN DE VERDAD (creo que ese nombre deja claro a que nos referimos); por eso va a ser una de las zonas principales de nuestro Juego de Ajustes. Estamos tan convencidos de que lo que sentimos es real que nos cuesta demasiado replantearnos las cosas; por eso nuestra vida tiende a convertirse en un círculo de pensamientos, emociones y conductas repetitivas. A eso es a lo que llamaremos INERCIA; esa resistencia que opone la mente a cualquier cambio y que podemos observar a través de nuestros hábitos.

Si el objetivo de nuestro Reto de Ajustes es vivir de forma más plena, disfrutando y aprendiendo para sentir satisfacción y sumar más eficazmente con los demás; no queda otra que tomarnos muy en serio ir recuperando poco a poco el control sobre nuestras inercias. Veremos que ajustando nuestras creencias erróneas (ignorancia) las inercias tienden a ajustarse solas. Porque son esas creencias erróneas/aprendidas las que mantienen nuestros círculos viciosos determinando el sentido y la calidad de nuestra vida. Son esas creencias desajustadas las que crean nuestro comportamiento automático e inercial (creer es crear). Son nuestras creencias aprendidas las que nos llevan a vivir con una  serie de objetivos que son demasiado dependientes del exterior, las que secuestran nuestra Atención y nos impiden hacer los cambios necesarios para conseguir esa Calidad de Vida Real que estamos buscando.

Cuando decidimos hacer algún cambio es cuando nos damos cuenta de la verdadera fuerza de las inercias y queda en evidencia hasta qué punto funcionamos en automático. Queremos ser más conscientes o prestar más atención a algunos aspectos, pero nuestra mente tiene otros planes y deja claro quien tiene el mando. La única manera de superar este inconveniente es utilizando tres de nuestros recursos más importantes: determinación, constancia e inteligencia; en ellos está basado nuestro Juego de Ajustes. Esa es la actitud que nos permitirá pasar a la acción: tener claro que no vamos a parar hasta que no lo consigamos, buscar una estrategia realista y aplicarla con calma aprendiendo de los resultados obtenidos.

Conclusiones sobre las 3 Fases del Proceso de Ajustes:

Nuestra Calidad de Vida no es una cuestión de azar, depende fundamentalmente de nosotros y sigue unos pasos concretos:

RECONOCER que tenemos margen de mejora.

Hágase estas preguntas: ¿Puedo aprender a sentirme mejor y a resolver mejor mis problemas? ¿Mi manera de funcionar tiene margen de mejora?

Si sus respuestas fueran negativas (por ejemplo: “No tengo problemas ni margen de mejora” “Tengo muchos problemas pero el margen de mejora lo tienen los demás”…) seguramente sus prejuicios mentales no le están permitiendo analizar adecuadamente nuestra propuesta de Ajustes. Así que vamos a recomendarle el siguiente paso:

REFLEXIONAR al respecto.

Las siguientes preguntas serían: ¿Creo que está en mi mano hacer algo para mejorar mi vida? ¿En qué medida el bienestar de una persona y sus resultados dependen de su actitud?

Sólo si reconocemos que las mejoras que buscamos pasan por hacer cambios personales buscaremos la manera de hacer algo y pasaremos al siguiente paso:

COMPRENDER la importancia de aprender a funcionar mejor y buscar la manera de hacerlo.

Si ha llegado hasta aquí es porque tiene cierta Consciencia de que mejorar sus resultados requiere hacer ciertos ajustes en su forma de funcionar. Así que le queda encontrar la manera de hacerlo, o sea un buen Método para experimentar con él y comprometerse suficientemente con su Proyecto de Mejoras. Recuerde que sin un compromiso adecuado las Inercias no le permitirán prestarle a su Proceso de Ajustes la más mínima atención; de hecho esa va a ser la primera dificultad que va a encontrar. Cuando vea que su rutinaria-mente no le deja el más mínimo espacio a su proyecto de mejoras no se preocupe, al principio nos pasa a todos. Lo que tiene que hacer es utilizar ese hecho para comprobar que está completamente secuestrado por sus automatismos y rebelarse contra esa situación.  Sólo si hace eso empezará de verdad a reconquistar el control de su vida. Entonces habrá alcanzado usted el  cuarto paso, que es donde empieza realmente el proceso de mejoras:

SABER. Disponer de un método práctico, ordenado y sencillo (puede ser el que vamos a proponerle o cualquier otro que le parezca a usted adecuado), estudiarlo con calma y visualizar con la máxima claridad las acciones necesarias para realizar los cambios deseados.

APLICAR con determinación estos conocimientos en el día a día y observar los resultados.

Estamos hablando de aplicar EL MÉTODO EXPERIMENTAL a nuestra forma de vivir, ES EL ÚNICO MÉTODO QUE REALMENTE FUNCIONA y el que utiliza la ciencia en todos sus campos de investigación. En nuestras vidas el Aprendizaje es un proceso inevitable, lo único que podemos decidir es quién dirige realmente nuestro aprendizaje: nosotros o nuestro ambiente. Recuperar el control sobre nuestra vida pasa por recuperar el control sobre nuestros procesos de aprendizaje.

En definitiva, con el Método de Ajustes vamos a Aprender a:

-Recuperar la Calma, que es nuestro estado natural, y decimos esto porque va apareciendo sin más en la medida que vamos controlando/ajustando nuestros movimientos mentales (para estar tranquilos lo único que necesitamos es que nuestra mente se calle un rato).

-Rehabilitar las Preguntas para eliminar las creencias erróneas que han tomado el mando de nuestras vidas.

-Establecer unas Sencillas Rutinas que nos permitan ir eliminando las inercias y habilitando una actitud más satisfactoria y eficaz.

Dicho esto, veamos las CLAVES de nuestra Propuesta de Ajustes: